Páginas vistas en total

jueves, 9 de febrero de 2017

WILLIAM JAMES (Historia de un superdotado)





Si el común de los mortales tiene de manera habitual, un coeficiente intelectual que oscila entre 90 y 110William tenía 300, lo que le convierte sin duda en el hombre más inteligente del Mundo desde que se tiene constancia. Habitualmente, alguien con 7 años no inventa su propio Idioma, el inventó uno. Con 8 años hablaba 8 Idiomas a la perfección, y a los 11 años entra en la Universidad de Harvard, pero la verdad es que la vida y la experiencia vital de William es extremadamente interesante, sobre todo porque planteó un amplio debate sobre la educación de los niños superdotados.
Estamos hablando de una de las personas más inteligentes de toda la Historia, y sin embargo ha pasado totalmente desapercibido, casi nadie sabe quién era, no hizo nada importante como hacer un gran descubrimiento o escribir un famoso libro. Es el clásico genio que, en función de su entorno social y de la época que le tocó vivir, no desarrolló totalmente todo su potencial mental.
Nació el 1 de abril de 1898 en New York, hijo de inmigrantes judeo-rusos que tuvieron que marcharse de Rusia por su condición religiosa. Y empieza a destacar de una forma súbita, porque con tan solo 18 mesesde edad, este chico ya empezaba a leer el New York Times. A los 8 años ya sabía hablar en latín, griego, francés, ruso, alemán, hebreo, turco y armenio… ahí es nada. Era como una aspiradora, iba andando por la calle y lo que oía de la gente, automáticamente lo aprendía. En 1919 fue arrestado por participar en una marcha socialista realizada en Boston, reivindicando algo hoy en día muy común, que es el primero de mayo.




William James Sidis ya devoraba de pequeño los libros
William tenía dos problemas; el primero es que ya en vida suscitaba un cierto debate porque estaba alejado de la elite intelectual norteamericana, y había tenido problemas con la justicia de forma reiterada, incluso no quiso alistarse para la I Guerra Mundial porque se declaraba ateo y socialista. El segundo es que lo tocó todo, pero siempre se quedaba a medias; escribió un libro sobre los principios de la Termodinámica, a continuación pasa a hablar de Historia, y luego de temas de Sociología…. Era muy caótico y cambiaba mucho de materia, y quizás por eso no nos dejo un gran legado.
Después de su muerte en 1944 es cuando realmente se abre el debate del problema de la educación de los niños. ¿Qué hay que hacer con un niño superdotado?, yo creo que lo importante es que estos niños lo primero que deben alcanzar es una vida feliz como todo el mundo. William no fue feliz, pero tampoco fue un tipo raro aislado del resto del mundo. Sólo tuvo una patente, que fue un Calendario Rotario Perpetuo, una cosa realmente absurda para una mente tan brillante como la suya. El debate que se suscitó es que había mucha gente que pensaba que su padre no le había educado correctamente, y otra gente que decía que si estaba bien educado porque lo había dejado formarse en lo que él quería educarse.
En la antigüedad no se podía calcular el nivel de inteligencia de una persona, salvo por sus obras o por su forma de comportarse, pero una Doctora de Psicología de la Universidad de Stanford ha realizado un cálculo de estos cocientes intelectuales de personajes célebres a lo largo de la Historia. Y determinó que la persona más inteligente de la Historia (exceptuando Sidis ) era ni más ni menos que Goethe (210), los siguientes serían Voltaire y Newton(190), Leonardo Da Vinci (180) Luthero (170) Mozart (165) y Abraham Lincoln(150)…, naturalmente en este ranking habría un montón de gente anónima que tendría un coeficiente similar o superior a ellos. Este estudio solo llega hasta 1850.
La vida de este hombre nos lleva a pensar que un gran coeficiente intelectual no es sinónimo de felicidad, sino que en la mayoría de los casos, es todo lo contrario. Es importante darle una educación para que saque partido a su inteligencia, pero lo es más, que sea feliz y tenga una vida normal, ya será lo que tenga que ser. Y es que en la vida, más vale ser listo que inteligente…

No hay comentarios:

Publicar un comentario